Indignados reaccionaron conductores ante los largos taponamientos que se originaron este lunes, tras el cierre por mantenimiento de varios carriles del puente Juan Pablo Duarte que comunica el Distrito Nacional con el municipio Santo Domingo Este y que tendrá una duración de 60 días.