Los muros de la ciclovía de la avenida Bolívar provocan quejas de conductores de esa ruta por los largos taponamientos que se producen, ya que de dos carriles que tiene la calle, varios metros de uno está destinado para los ciclistas, quienes frecuentan poco la vía, según los choferes.