En total desconsuelo y tristeza permanecen los familiares de Snaider Dadú Poché alias Yeilin, cuyo cadáver fue encontrado sepultado en un camino vecinal  en el municipio de comendador de Elías Piña, tras supuestamente ser asesinada por un vecino y amigo de la familia.


La consternación es irresistible en la familia.


Guillermina Poché, madre de la adolescente, de 17 años, dijo que durante un mes las autoridades no le prestaron la debida atención para encontrar a su hija, limitándose a decirle que esta se había ido con un hombre.


Por la confianza que le tenían al supuesto agresor nunca pensaron que Juan Félix Ubrí alias Caputo se convertiría en su verdugo.


Según Aracelis Poché, tía de la joven, su tristeza es mayor porque Caputo era más amigo de ella que todos los demás.