Antes de darle el último adiós, los parientes de Orlando Jorge Mera, colocaron rosas amarillas en su ataúd, tanto la esposa quien le daba besos y le repetía te amo, como sus dos hijos antes de dejar de ver físicamente a su pariente lo despidieron con amor de familia.