SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La corrupción laborar implica la toma de decisiones de un empleado o ejecutivo que pone sus intereses personales por encima de los de la compañía. Esto pone en riesgo su desarrollo personal como el de la empresa. La corrupción laboral activa es conocida como soborno.