La gripe o resfriado común es el motivo de consulta más frecuente de los niños al visitar los pediatras.


Solo entre los primeros dos años de vida, la mayoría de los niños pequeños tendrán de ocho a diez resfriados. Y si tiene niños más grandes en casa esta cifra aumentará, ya que suelen ser de rápido contagio.