SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Una enfermara se ha convertido en ejemplo de amor, dedicando más de dos décadas a bridarle atenciones a pacientes de hospitales públicos y privados.

Una mujer con 22 años como enfermera en diferentes hospitales públicos y privados, ha dejado sus huellas con las atenciones en salud que ha brindado a los tantos pacientes que ha atendido.

Su sentido humano y solidario la caracteriza. Se trata de Luisa Duverge, quien desde muy joven se inclinó por la enfermería.

Su mayor satisfacción es poder ayudar a un paciente a obtener la recuperación de su salud.

Debido a su buen desempeño, sus compañeros y jefe, la describen como un ser humano extraordinario.