Los pólipos nasales ocupan todo el espacio por donde pasa el aire en la nariz, por lo tanto, uno de los síntomas cuando aparecen, es que no llega el olfato, porque no hay estimulo.


Genera pérdida de lo que es el gusto, alteración del sueño, producción excesiva de moco y sinusitis frecuentes, además complicación pulmonar.


En el Centro Respira Libre ofrecen la solución a los pólipos nasales, con la tecnología de cirugía láser, con un total de tres sesiones, para evitar la complicación de la cirugía.