En momentos en que el Distrito Nacional levantará el toque de queda tras haber alcanzado más del 77 por ciento de adultos vacunados, sus provincias vecinas; Santo Domingo y San Cristóbal, se encuentran entre las más rezagadas en el proceso de inoculación, por lo que las autoridades de salud emprenden una campaña para acelerar la inmunización en esas demarcaciones a fin de evitar contagios y rebrotes en la zona metropolitana.


Epidemiólogos advierten que será inminente el rebrote de Coronavirus por el levantamiento de las restricciones en el Distrito y La Altagracia.


En una guagua anunciadora hacen en Los Mameyes un llamado a aquellos que aún no se han vacunado.


Y es que a los centros de vacunación son pocas las personas que están acudiendo.


A fin de ir en busca de los no vacunados el Ministro de Salud informó que ampliarán los horarios de inoculación contra el Coronavirus y que solicitaron la colaboración del Ministerio de Educación para incentivar la jornada de inoculación.


El epidemiólogo Carlos Feliz calificó como una “inobservancia epidemiológica“ que el Gobierno haya levantado el toque de queda en el Distrito Nacional y La Altagracia, cuyas demarcaciones tienen un alto nivel de positividad del virus.


El doctor explicó que para adoptar este tipo de medidas de relajamiento tanto el Distrito como La Altagracia deben estar cerradas, es decir, que no entren ciudadanos de otras localidades.


La provincia Santo Domingo apenas alcanza un 45 por ciento de inmunizados por lo que está lejos de lograr que se levante el toque de queda como ocurrió con las dos demarcaciones que ya superan el 77 por ciento de inoculados.


Especialistas recomiendan al Gobierno centrarse en terminar el esquema de vacunación de dos dosis y afirman que para eliminar el toque de queda debe estar vacunado al menos el 90 por ciento de la población.