SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Quienes se divierten fastidiando con llamadas necias y falsas alarmas al personal del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1, están conspirando contra uno de los servicios más necesarios en un país como el nuestro y mejor valorado en otras sociedades.

[jwplayer mediaid="294692"]