La noticia del deceso también fue un duro golpe para la población y en algunos barrios se llenaron de nostalgia por su música y por los recuerdos de la juventud de Johnny Ventura en Villa Juana.


Don Ramón, que dice que siempre recordará a Johnny Ventura como un hombre ejemplar y de buenas acciones, asegura que su fanatismo por el Caballo Mayor lo llegó a buscar trabajo cerca de él e incluso a cargarle los instrumentos musicales.


La nostalgia se apoderó de quienes recuerdan los días de su juventud cuando compartían con Ventura cientos de anécdotas en la calle donde vivían en Villa Juana.