El fallecimiento de varios habitantes de Baní en el trágico accidente de un furgón en México cuando trataban de cruzar a Estados Unidos mantiene consternados a ese municipio, donde familiares de los afectados comienzan por cuenta propia las diligencias para trasladar los cuerpos y otros para encontrar a los desaparecidos.