Por sexto día consecutivo las puertas del lado haitiano se mantienen  cerradas, lo que continua imposibilitando el tránsito de vehículos, personas y todo tipo de mercancías.


Mientras que se espera que en cualquier momento podría producirse una reunión con fines de buscar una solución a esta problemática que está produciendo pérdidas millonarias.