Tras rechazar la solicitud de la defensa para enviar las audiencias de la Operación Falcón a la capital, la Oficina de Atención Permanente de Santiago reanudó este miércoles el conocimiento de medidas de coerción en contra de 23 de los implicados en la presunta red de narcotráfico y lavado de activos.


La mañana de hoy los imputados llegaron a la sala de audiencias vistiendo bermudas, camisetas y chancletas.


Sus abogados se quejaron de que a estos no les han permitido asearse.