CONSTANZA, República Dominicana.- El hospital se mantiene atendiendo a los que llegan afectados, mientras las labores de vigilancia y control son permanentes en las zonas afectadas por incendios en las montañas de Constanza.

Mujeres, niños y ancianos son los que han estado recibiendo la asistencia del personal médico del hospital. Se espera que esta situación pueda disminuir a medida que el humo se vaya disipando.

Según nuestra corresponsal Fragman García, aunque en las montañas afectadas se observan algunos puntos humeantes, existe control en la zona y se ha dispuesto un personal para monitorear el área y prevenir cualquier conato.

Miembros de la defensa civil están en vigilancia permanente visitando lugares para asistir en caso de alguna novedad.

Patrullas del sexto batallón de cazadores inspeccionan los bosques, para evitar que se provoquen nuevos incendios