En sectores populosos de la capital ya están listos para participar en el censo de población y vivienda que la Oficina Nacional de Estadísticas tiene previsto iniciar este jueves, pese a la objeción de grupos nacionalistas y la deserción de algunos empadronadores que aseguran no haber recibido capacitación adecuada.


El censo es más que oportuno, ya que podrá determinar la cantidad de personas y casas que hay en el país, lo que ayudaría al gobierno a focalizar las ayudas, de acuerdo con residentes de sectores como Villa Juana, Ensanche La Fe y Cristo Rey que se mostraron a favor de la iniciativa.