En momentos en que el país vive una ola de violencia, en la que varios agentes policiales se han visto involucrados y que ha cobrado la vida de al menos 10 personas en una semana,   Participación Ciudadana consideró necesario  que se evalúen de manera frecuente las  condiciones psicológicas de los policías como parte del nuevo perfil institucional contemplado en el proceso de reforma policial.


Los hechos de sangre que envuelven a agentes policiales, incluido el más reciente en el que un coronel se quitó la vida tras tirotear la vivienda de su ex pareja, evidencian la falta de capacitación de los agentes  en el manejo de resolución de conflictos y un adecuado seguimiento psicológico,  a  juicio de la coordinadora de Participación Ciudadana, Leidy Blanco García.