La Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago atribuyó el incremento de los hechos de violencia a los efectos negativos que en términos económicos ha dejado la pandemia que mantuvo de rodillas al aparato productivo del país.