Las flores de pascua se han convertido en un emblema universal de la Navidad y en República Dominicana se cultivan desde 1984, lo que da la posibilidad de ceder naturalidad a la decoración del hogar durante las fiestas navideñas.