SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El cobro fijado por la empresa Aerodom, arrendataria de los aeropuertos del país, a la tarifa por tramitaciones exequiales a los familiares de fallecidos en el exterior y que fue otorgado a una funeraria, es cuestionado por la sociedad civil por entender que muchas personas no podrán pagar el servicio.

Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (AERODOM) hace siete meses que contrató a Funeraria Blandino, aduciendo que es con el objetivo de ofrecer un servicio funerario que califica de alto nivel, profesional y especializado, una labor que anteriormente realizaba el Ministerio de Salud Pública.

La directora ejecutiva de Participación Ciudadana, Rosalía Sosa, considera que la cantidad establecida pone en aprietos a la población más desposeída.

Mientras, Aerodom comunicó que con anterioriedad  los usuarios pagaban valores indeterminados de manera informal para la tramitación de documentos o a “buscones” que intervenían para supuestamente agilizar el proceso.

Para tal efecto, Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI dijo que tiene acuerdo con el Consejo Nacional para las Comunidades Dominicanas en el Exterior a los fines de que sean exonerados de pago los dominicanos de escasos recursos.

A través de nota de prensa, AERODOM explicó que la funeraria beneficiada con la contratación fue seleccionada dentro de un grupo de empresas expertas en el manejo de servicios exequiales.