Las lluvias caídas en las últimas horas en toda la zona noroeste y en las comunidades de Dajabón han sido de gran beneficio para agricultores y ganaderos de esta zona que venían sintiendo los embates de la fuerte sequía