Tras el paso de los feriados navidadeños, incluido el prolongado día de Reyes, que dejaron cúmulos de basura en las esquinas y calles de Santo Domingo Este, los residentes de ese populoso municipio aguardan con ansias la reactivación del servicio de recolección de desechos ante el temor de que generen nuevos brotes de enfermedades.


Los cúmulos de basura son constantes en las principales avenidas de Santo Domingo Este, a pesar de que la alcaldía hace al menos dos meses recibió 25 nuevos camiones compatadores, Transcurrido el tiempo, los cúmulos de desechos en vertederos improvisados no han desaparecidos.


Lugares como el Pensador de Villa Duarte, Los Mameyes y Villa Faro, la basura estaba presente en sus calles y esquinas.


En tanto, calle como la Eduardo Brito de Los Mameyes, según sus residentes desde el 23 de diciembre el camión ha dejado de pasar con la frecuencia que lo hacía anteriormente, ya que supuestamente pasaba dos veces al día.


Aunque los residentes de esa demarcación, que representa el centro urbano más poblado del país, reconocen que la crisis no sólo responsabilidad de las autoridades, pero piden que se cumpla con la promesa de eliminar los vertederos improvisados.


De su lado el alcalde Manuel Jiménez, reiteró que el problema de la basura en la demarcación persiste debido a que encontró contratos con empresas recolectoras que no han cumplido con su trabajo y que la alcaldía no ha podido deshacerse fácilmente pese a que no cumplen cabalmente lo estipulado en el acuerdo.


Jiménez, además indicó que otro problema que se ha sumado al atraso de la recogida de los desechos es el limitado espacio que tienen los transfer.