Ante el aparente secuestro del Consejero Agrícola de la embajada Dominicana en Puerto Príncipe, Carlos Guillén Tatis, tanto la Mesa Para las Migraciones, como haitianos residentes en el país se sumaron a la demanda para que las autoridades de ese país dispongan una investigación inmediata a fin de hallar sano y salvo al diplomático.


De no resolverse el problema de inseguridad que atraviesa Haití, en ese país no habrá elecciones, tampoco estabilidad económica y social, así lo advierte el coordinador de la Mesa para las Migraciones.


En la medida en que en Haití no hay seguridad, no hay estabilidad para nadie, en esa misma medida los haitianos salen de Haití y vienen a RD.