HONDURAS.- Aún permanece en alta mar un crucero que causó revuelo en Honduras porque unos de sus pasajeros habían estado en contacto con restos biológicos de una de las víctimas de ébola Thomas Eric Duncan.

El barco de la compañía Carnival Magic, está de regresó a Galveston, Texas, ya que no recibió autorización para atracar en Cozumel, México.

Desde nuestra Alianza Informativa Latinoamericana no amplían la información.

http://youtu.be/MhwY-GwzvvM