El aumento de casos febriles, especialmente entre niños, genera la saturación en el hospital infantil Robert Reid Cabral al tiempo que decenas de personas acuden a los centros de vacunación contra la influenza habilitados por el Ministerio de Salud para contrarrestar ese virus.