SANTO DOMINGO, República Dominicana.- A menos de un mes de que venza el plazo para la regularización migratoria de los extranjeros que viven en el país, los centros de aplicación son abarrotados por estos inmigrantes que temen ser deportados.

Elmoce Alenus, agota el procedimiento requerido por las autoridades dominicanas porque dice estar consciente de que si no lo hace puede perder las oportunidades que le brinda este país a ella, a su esposo y a su hijo de 4 años, todos de nacionalidad haitiana.

https://youtu.be/9BKO_UbPb7M

La cantidad de personas en los centros de regularización con documentos en manos, dan fe de que estos extranjeros prefieren vivir aquí y no en su país.

Como el plazo vence el 17 de junio, en los fines de semana se trabaja en el mismo horario que los días laborables.

El gobierno de Haití anunció que instalará dos centros de acogida para recibir a sus nacionales que sean deportados por no haber regularizado su situación migratoria en la República Dominicana con este plan.