Apropósito del tema, los dueños de una villa ubicada en el Vacacional Isabela denunciaron esta noche que su propiedad fue violentada por agentes policiales que penetraron de manera violenta rompiendo las puertas que da acceso a la vivienda, al intentar con dirección equivocada realizar un allanamiento vinculado al caso.


Solanyi Jiménez, propietaria del inmueble, dijo que la magistrada Rosa Isabel Pérez ordenó de manera arbitraria agredir su propiedad.


Jiménez advirtió que acudirá a las instancias que se han necesarias hasta que la Procuraduría de manera oficial haga un desmentido de que su propiedad no está vinculada al presunto entramado de corrupción.