El Ministerio Público aseguró este martes que tiene nuevas evidencias que comprometen aún más la responsabilidad penal del general Adán Cáceres, la pastora Rossy Guzmán y demás involucrados en el presunto entramado de corrupción develado mediante la Operación Coral.


Mientras los abogados defensores insistieron en que los detenidos pueden seguir el proceso estando en libertad.