Cuatro familias lograron salvar su vida milagrosamente tras el derrumbe de una edificación de tres niveles, ubicada a orillas de una cañada en el  sector los Ríos del Distrito Nacional.  El desplome de la estructura dejó sin hogar a estos comunitarios ya que la misma quedó totalmente convertida en escombros.


A pesar de haberse quedado sin hogar desde la noche del pasado lunes cuando ocurrió el colapso de la edificación, estos damnificados agradecen a Dios el haber salido ileso.




Quienes habitaban en el primer nivel del edificio, fueron quienes dieron la voz alerta a los demás sobre las grietas que presentaban algunas paredes.


Con la mirada cabizbaja, algunos afectados trataban de recuperar  algunas de sus pertenencias, ya que la mayoría se quedó solo con lo que llevaba encima.