Tras alquilar dos vehículos, el dueño de un renta cars en San Cristóbal nunca imaginó que sería víctima de robo por parte de desaprensivos que con documentación falsa se quedaron con sus carros y ahora le piden 450 mil pesos para devolvérselos.


Con pesar y sin salir del asombro por lo sucedido, Miguel Antonio Álvarez, narra el momento en que los supuestos clientes lo contactaron.


“Cuando él me llama, él me dice bueno ya yo estoy en el taller tráeme el carro aquí porque de aquí tengo que irme a trabajar, llego allá al taller donde le dije le hago entrega y le cojo sus documentos”, Miguel Antonio Álvarez, víctima de robo