La pandemia por el nuevo coronavirus que poduce la COVID-19 ha impactado de manera significativa a las empresas, a jóvenes y adultos, llevándolos a ser más creativos para generar ingresos, como el caso de Laura Mir, una joven abogada que tras el confinamiento impulsó su emprendimiento, en el que comercializa artículos creados con la resina como material primario.