La bromhidrosis plantar, nombre científico del mal olor que se produce en los pies, es producto de una deficiencia en la capa interna de la glándula sudorípara que produce una sudoración excesiva en el paciente con relación a los demás, explicó el podólogo Miguel Ortíz.