Al reconocer que el país está siendo azotado por una ola de asaltos, el presidente Luis Abinader puso en marcha este jueves el patrullaje mixto entre militares y policías para resguardar a la población y llevar seguridad a las calles de las todas las provincias del país.