La consternación arropa una familia que a dos años de sepultar su familiar, se han dado cuenta de que su cadáver fue desenterrado y posteriormente desaparecido.