En la Clínica Cruz Jiminián, la desesperación del hijo de una paciente de COVID-19 que necesitaba internamiento, casi provoca una tragedia.


El hombre sacó un arma y amenazó con matar a todo el mundo si no le conseguían cama a su madre. Es esa desesperación que arropa en estos momentos por el rebrote que resulta en que clínicas y hospitales estén operando a capacidad.