Desesperados se encuentran residentes de varias comunidades de la parte sur de Santiago, debido a la paralización de los trabajos de construcción de un  liceo que tiene varios años que su ejecución ha sido abandonada.


La obra tiene un costo aproximado a los 200 millones de pesos y donde parte de esos recursos ya la compañía contratista lo había recibido, según los afectados.