La muerte de dos hermanos, cuyos cuerpos fueron encontrados en el río Higüero, enlútese al barrio de Los Guaricanos, donde los familiares y vecinos exigen una investigación para determinar las causas del deceso y denuncias los constantes hechos delictivos.

En medio del asombro y consternación familiares y amigos de los fallecidos, piden que el caso no quede impune, ya que dicen que su muerte se debió supuestamente a envidia.