Algunos consumidores de carne de cerdo dicen que seguirán consumiéndolo y no sienten ningún temor por la enfermedad que está afectando dicho animal.