Debido a la costumbre y la tradición se confunde y normaliza el castigo físico con la disciplina, a pesar de que son objetivos distintos, indicó el psicólogo Luis Berges en el programa El Despertador tras el debate nacional sobre la eliminación de este artículo del Código Penal.