Ante el inicio de la fiscalización de motocicletas por parte de agentes de Digesett proceso que no tendrá prórroga,  cientos de dueños de motores se agolparon en la sede de INTRANT y el Parque del Este para tramitar el registro que forma parte del plan de seguridad ciudadana.