La diputada por el Partido Revolucionario Moderno representante del municipio de Boca Chica, Dulce Quiñones, se quejó este miércoles por la forma en que el director general del Gabinete de Agua, se pronunció en torno a la playa de Boca Chica, al decir que sus aguas están contaminadas de heces fecales.