Mientras el proceso de vacunación continuaba lento este domingo en los centros del Gran Santo Domingo, las medidas de prevención para evitar los contagios del coronavirus se observan menos frecuentes entre ciudadanos de diversos sectores, a medida que el toque de queda está más relajado.