Ante el repunte de la pandemia en el Gran Santo Domingo y la región Sur del país, que ha elevado al 60 por ciento la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales, las autoridades sanitarias buscan medidas para ampliar la capacidad de respuesta evitar la saturación.