Los efectos del cambio climático son reales y constituyen riesgos muy serios para la vida, la economía, los negocios y la estabilidad social.


En la República Dominicana hace falta conciencia sobre este problema, que nos dará grandes sorpresas como las sorprendentes lluvias del fin de semana.