El país está hoy sacudido por un hecho trágico y sorprendente, que inquieta y sobrecoge, por lo cual la investigación debe tener los espacios y el tiempo necesarios para que ninguna duda quede flotando sobre el móvil del hecho.