Los rumores de desavenencias en el seno de la Cámara de Cuentas vuelven a colocar a esa institución negativamente frente al ojo público, mellando su imagen, su reputación y su credibilidad.



Ver más en www.noticiassin.com