SANTO DOMINGO.- El país necesita calidad en la política y en el ejercicio empresarial para formar un círculo virtuoso de decisiones públicas efectivas y al mismo tiempo desarrollo privado a partir de la inversión.


El propósito es impactar en la economía con base ética. Víctor Bautista analiza el tema en dos minutos.