Hay que celebrar  la resiliencia y el crecimiento de la economía en medio de una crisis pos pandémica, pero es necesario tomar en cuenta las reformas que fortalecerán la raíz  del aparato productivo para enfrentar con éxito futuras contingencias.