El Estado necesita fortalecer las recaudaciones para financiar la difícil tarea de gobernar, pero la búsqueda de recursos a través de parches o emergencias fiscales puede ser complicada, pues ese ejercicio generalmente conlleva inequidad.