El incremento salarial que empieza a debatirse es un tema que debe ser asumido con prudencia y tacto para que no se revierta contra los propios trabajadores. Víctor Bautista nos explica por qué en DOS MINUTOS.